Miércoles 22 de noviembre 2017
  Buenos Aires: 





Automotor Sociedad

Procesaron a Julio De Vido por irregularidades en los subsidios de empresas de transporte de colectivos

Por Redacción | 10.07.2017 13:01:00

En la misma resolución fueron procesados los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.
  COMPARTIR

El juez federal Claudio Bonadio procesó hoy al exministro de Planificación Federal en el marco de la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en los subsidios al gasoil entregados a empresas de transporte de colectivos entre 2007 y 2012.


Fuentes judiciales informaron a que además, el magistrado trabó un embargo en contra del actual diputado nacional por 1000 millones de pesos. En la misma resolución fueron procesados los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. También fueron procesados los ex integrantes de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Roque Lapadula, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro.

 

A estos últimos y los exsecretarios de transporte le fijó embargos sobre sus bienes de hasta 900 millones de pesos. A De Vido y demás procesados les fijó la prohibición de salida del país, la obligación de presentarse el primer día hábil de cada mes, y concurrir a Comodoro Py para notificarse de la medida y el embargo dentro de las próximas 72 horas.Se imputa a los exfuncionarios el "haber intervenido en el hecho que se detalla a continuación, que ocasionó perjuicio a las arcas del Estado Nacional de aproximadamente de 609.326.186,25" de pesos.

 

Además, "durante el período comprendido entre julio de 2003 y marzo de 2014, abusando de las facultades inherentes a los cargos que ocupaban, los nombrados participaron en una maniobra ilegal a través de la cual se entregaron sistemáticamente, a empresas de transporte público automotor de pasajeros, subsidios superiores a los que correspondían". En ese sentido, el juez los acusó de poner en funcionamiento y sostener en el tiempo, un sistema "destinado a permitir la maniobra, encubrirla, disimular su ilegalidad e intentar lograr la impunidad de los involucrados".

 

"Este sistema posibilitaba que se calcularan los subsidios en base a kilometrajes superiores a los efectivamente recorridos por los colectivos y, consecuentemente, se terminaran entregando subsidios superiores a los correspondientes. La maniobra ilegal pudo sostenerse hasta que se instalaron  GPS en los colectivos, en el año 2014", según concluyó el juez.

 

Según la resolución del juez, "en el 82 por ciento de los casos las auditorías de la CNRT detectaron que las empresas recorrían un kilometraje inferior al que se estaba declarando hasta ese momento para el cálculo del subsidio". Hasta tanto las empresas se sometieran al control de la tarjeta SUBE y un GPS en casa unidad, los subsidios se entregaban de dos formas: en dinero y en cupos de gasoil a precio diferencial del de la puesta a venta en el mercado."El Secretario de Transporte Ricardo Jaime, con la anuencia del Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, se encargó de diseñar el marco normativo dentro del cual tuvo lugar la actividad ilegal, que fue luego mantenido por los siguientes Secretarios", según Bonadio.

 

La falsedad en los kilómetros recorridos fue gracias a que en una resolución de 2003 la secretaría de transporte fijó que sólo se hagba a través de declaraciones juradas sin ningún tipo de control. Bonadío determinó que las auditorías arrojaron la falsedad de datos así como el direccionamiento en el otorgamiento de subsidios a determinadas empresas, y que pese a ello los exfuncionarios no realizaron la denuncia correspondiente. "De ese modo, se terminaban entregando sumas de dinero y cupos de gasoil a precio diferencial superiores a los que correspondían", agregó.

 

COLUMNISTAS
Por:
Juan Carlos Schmid (*)


TWITTER

LAS MÁS LEIDAS

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.