Domingo 23 de julio 2017
  Buenos Aires: 





Automotor Management

Predicen que la conducción autónoma va a estimular una nueva "Economía de Pasajeros"

Por Redacción | 11.07.2017 17:10:00


  COMPARTIR

Un estudio de Intel Corporation reveló que el valor de bienes y servicios durante los primeros años de la "Economía de pasajeros" será más del doble del tamaño de la "Economía de Compartir". Y observa la movilidad como un servicio que va a transformar radicalmente antiguos patrones de propiedad, mantenimiento, operaciones y uso de los de automóviles.


Intel Corporation reveló los resultados de un nuevo estudio que explora el potencial económico por realizarse cuando los conductores de hoy se conviertan en pasajeros con tiempo libre. Acuñado como Economía de Pasajeros por Intel, y preparado por la firma de analistas Strategy Analytics, el estudio predice una explosiva trayectoria económica, que pasará de $ 800 mil millones en 2035 a $ 7 billones en 2050. 

 

La historia ha demostrado que la tecnología es un catalizador de grandes transformaciones de la sociedad y que las empresas necesitan adaptarse o se arriesgan a fracasar o aun peor, a tener que cesar en sus actividades. Los nuevos modelos de negocios digitales introducidos por la informática personal, Internet, conectividad ubicua y smartphones, dieron origen a nuevas economías. La conducción autónoma hará lo mismo.

 

“Las empresas deben comenzar a pensar su estrategia autónoma ahora", dijo el CEO de Intel, Brian Krzanich. "Hace menos de una década, nadie hablaba del potencial de una aplicación o de la economía de compartir porque nadie veía eso en el horizonte. Por esta razón iniciamos la conversación en torno a la Economía de Pasajeros de modo temprano, para despertar a las personas para las oportunidades que surgirán cuando los coches se conviertan en los dispositivos más potentes generando datos móviles y las personas puedan cambiar de conductores a pasajeros.”

 

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.