Domingo 21 de enero 2018
  Buenos Aires: 





Gremiales Sociedad

El “megadecreto” del gobierno impacta en el Transporte

Por Redacción | 12.01.2018 09:30:00

Padro Inchauste, secretario de Simplificación Productiv; Francisco Cabrera, ministro de Producción; Pablo Cusellas, secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Pedro Sorop, jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte
  COMPARTIR

Un “megadecreto” de Necesidad  y Urgencia  (DNU), que tomó estado público ayer también desregula áreas de transporte . Empresarios y sindicalistas aún prefieren no opinar y analizan  la “letra chica” . Mientras tanto, en el sindicalismo portuario, Marítimo y fluvial hay incertidumbre.


En un escenario donde los actores de la economia aún no opinaron, el gobierno público ayer un Decreto de Necesidad  y Urgencia  (DNU), y anunció medidas para "simplificar los trámites con el Estado, eliminar trabas burocráticas, y generar empleo",  dijo el Ministro de Producción, Francisco Cabrera. 

 

El DNU que agrupa 170 artículos en 22 capítulos, afectará a las áreas de gestión de ocho ministerios (Transporte, Trabajo, Producción, Finanzas, Culturas, Agroindustria y Energía), dos organismos descentralizados (la AABE y la ANSES) y el Banco Central.  

 

En lo que hace al sector que agrupa la Federación Maritima Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA) que encabeza el lider de la CGT Juan Carlos Schmid, las medidas del gobierno impactarán en el área portuaria como en el ingreso de potenciales nuevos buques autorizados por la subsecretaria de Puertos y Vías Navegables, bajo el área de Guillermo Dietrich.

 

“Todavía no nos reunimos para analizar el impacto pero nuestra experiencia de los ‘90 es que estas regulaciones, en vez de traer mayor seguridad a los trabajadores, genera incertidumbre. El ingreso de buques a discreción destruye puestos de trabajo y compite con las empresas nacionales que nos garantizan mano de obra. Lo importante es generarle trabajo a los argentinos”, sostuvo una fuente sindical del sector.

 

Los anuncios para el transporte

En el Transporte, el megadecreto tendrá consecuencias en el área portuaria, aerocomercial y vial. En lo que hace a la aviación, “se transfirieron a la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA S.E.) las funciones de control operativo de la prestación del Servicio Público de Navegación Aérea y la coordinación y supervisión del accionar del control aéreo, con sus respectivas competencias, cargos, personal y créditos presupuestarios”.  Estas tareas estaban a cargo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), pero el decreto no hace mención a la entidad. Así, se incorporan nueve aeropuertos al sistema de control de tráfico aéreo de EANA (Tandil, El Palomar, Reconquista, Villa Reynolds, Moreno, Río Cuarto, Termas de Río Hondo, Río Gallegos y Sauce Viejo).

 

En el sector portuario, el DNU elimina la necesidad de aprobar por un decreto presidencial la habilitación de puertos y la modalidad para la contratación de buques de bandera extranjera, en caso de que las empresas nacionales no cumplan los requisitos. Aunque el Gobierno anunció que esto agilizará el proceso, no anunció el procedimiento por el cual se podrán habilitar. Actualmente hay 31 puertos públicos existentes, construidos y/o licitados, de los que sólo fueron habilitados cuatro, según informó el diario Ámbito Financiero.

 

En cuanto a la Seguridad Vial, uno de los ítems más destacados del megadecreto consiste en el permiso otorgado por el ejecutivo para la circulación de “bitrenes”, formaciones compuestas por un camión y dos remolques. El Gobierno dijo que la medida permite reducir costos logísticos en más de un 20 por ciento, ahorrar tiempo e incrementar la productividad del transporte, aunque nada dice respecto de cómo afectará la circulación en algunas rutas nacionales o qué medidas de seguridad vial implementarán para evitar siniestros ante la mayor cantidad de masa transportada.

 

Además, el megadecreto agrega la Ley de vehículos electrónicos de fabricación nacional, que incluye bicicleta con pedaleo asistido. Los cuatriciclos ya no serán considerados como motos, sino que se regularán como rodados propios, por lo que “se solicitarán requisitos de seguridad específicos, y la circulación circunscripta a terrenos públicos delimitados por autoridades locales”. También se quitará la exclusividad de circulación vial y preferencias de estacionamiento a funcionarios públicos de nivel provincial y nacional. Por último, las licencias nacionales de conducir profesionales se unificarán con las simples, otorgadas por la Agencia de Seguridad Vial.

COLUMNISTAS
Por:
Juan Carlos Schmid (*)


TWITTER

LAS MÁS LEIDAS

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.